m a r c h a n d o

Reglette regime

martes, 31 de marzo de 2009

Día 70 - Slowly cual caracowly



Peso 30.03.09: 103,500
Ganancia: (-0,400 kg)
Ganancia total: (- 17,300 kg)

Fecha inicio: 21.01.09


Bajando lento esta semana pero bajando.

Sin perder de vista el objetivo, traspasando bajones, aburrimientos, alegrías, festejos, broncas, emociones, traspasando todo lo que históricamente propició mis desmanes.

A veces la tentación está muy cerca.

Ayer pasé por una pizzería, la espalda de una mujer gorda sentada a la ventana y pensé en comer comer comer pizza hasta llenarme y dejar de sentir esta impotencia y esta desesperación que corresponden a otro aspecto de mi vida. Sólo lo pensé, pasó fugaz pero pasó. Aún tengo el hábito, a pesar de tanto raciocinio, de tanto pensamiento, de tanto análisis.

A veces soy muy primaria.

Por supuesto que de pizza nada. Seguí manejando como si ese lugar no existiera. Pero me quedó palpitando ese impulso que no sé si morirá algún día. Comer hasta no sentir.
Como no comí, seguí sintiendo, y entre tantas cosas sentí el abrazo de mi marido cuando llegué a casa y mi cuerpo deshinchado cuando me tiré en la cama y la sensación de que puedo. No quiero dejar de sentir nunca más.

8 comentarios:

Carina dijo...

No dejes de sentir, eso en definitiva vivir: sentir cada cosa que te pasa .En nuestro caso hay que saber separar ,hay que razonar mucho mas ,porque tendemos a pensar que la comida resolvera nuestros problemas y nada mas lejos de la realidad ,siempre sum complicaciones.
besos y felicidades por la bajada...

Anónimo dijo...

lo que contas es interesante.
Hace un par de dias, vi una pareja de personas gordas, comiendo con desesperacion una pizza enorme rica y grasosa, con una cerveza...y... me dio un poco de pena. Porque me vi yo, antes, cuando no pensaba e ingeria sin parar. AHora me gana el placer de degustar y saborear rica comida, pero moderada, por lo tanto luego sigo sintiendo placer...y NO CULPA COMO ANTES.
gracias por contarlo. besos

Aspective dijo...

Esas ganas no se te van a quitar nunca, pero las vas a sentir de distinta manera.
Es como el fumador que lo deja. Años después sigue soñando con fumar.
O (y lamento la grosería) cuando ves una tía buena por la calle que enseguida se enciendo el instinto y de dan ganas de acostarte con ella.
Tu cuerpo siempre recordará "el placer" que le proporcinaba esa actividad. y lo "añorará".
Pero desde un punto de vista totalmente dominable y encima con la satisfacción de haber podido con ello.
¡ánimo, no te rindas que son pocos y cobardes!

Aspective dijo...

Y por ciero, enhorabuena porque te parezca a ti lo que te parezca, vas muy muy bien!!

Melora dijo...

La cuestion es no parar.
Melbesos

vix! dijo...

olé!

no sabes como te entiendo.

Carola dijo...

Felicitaciones por tu blog. Flaca, gorda, bajo, alto, creo que tu experiencia se aplica a cualquier obstaculo a superar y esta bueno leerlo.
Muchos exitos!!

Melchora dijo...

Es muy bueno que sepas, que no te pierdas de vista, que eso que sentís como una promesa de felicidad, sólo viene a tapar otros deseos y angustias que no tienen nada que ver con comer...Lo demás yo no lo veo tan drástico. Hasta hace unos años para mí comer no era un tema y es más, muchas veces comía porque sabía que debía, y tranquilamente puede volver a ser así ¿verdad?. Mucha suerte.